Cómo evitar el pago de comisiones al realizar transferencias de criptomonedas

Cómo evitar el pago de comisiones al realizar transferencias de criptomonedas

Entre las consecuencias directas de la descentralización bancaria que nos ofrece el mercado de las criptomonedas, una de las más importantes es el pago de bajas comisiones a los nodos que conforman la red en las transferencias de dinero, eliminando el papel de los bancos como intermediarios necesarios para que puedan realizarse.

En lugar de los bancos, la red que soporta cada sistema criptomonetario se encuentra al servicio de la validación de todas y cada una de las transferencias de dinero que tienen lugar entre sus tenedores, asegurando en todo momento dónde se encuentra cada moneda y preservando el control que ostentan sus propietarios sobre ellas.

Sin bancos que intermedien en el proceso, es la red la que decide por consenso la validación de las transferencias que tienen lugar. En mayor detalle, múltiples nodos de la red se van sumando a las confirmaciones de las transferencias hasta el momento en que se obtiene un consenso que el resto considera suficiente para darlas por válidas. Entonces se modifica la cadena de bloques dejando constancia de estos cambios, quedando lista para su consideración ante futuras validaciones.

El mantenimiento de la red tiene un coste. Los nodos que forman parte de la red son equipos informáticos, conectados a internet y a la red eléctrica que confirman las transferencias a cambio de recibir un incentivo (comisión) que necesariamente ha de pagar el usuario de la red que decide realizar una transferencia de dinero y enviar dinero desde su monedero a los de otros usuarios. De otro modo, no existirían nodos dispuestos a cumplir con este cometido.

Existen muchas empresas que, entre otros muchos servicios, ofrecen a sus clientes el de realizar en su nombre el envío de dinero desde sus monederos a los de otros usuarios (Conbase, Bit2Me, Kraken, Binance, etc.). Como es natural, unirán a la comisión anterior la que exigen por la realización de este servicio, aumentando significativamente el coste total de las transferencias.

Para evitar el pago extraordinario de estas comisiones, es indispensable la instalación del software correspondiente en un ordenador (cada criptomoneda tiene su software), convirtiéndolo en nodo de la red y capacitándolo para realizar el envío de dinero desde el monedero y sus direcciones abiertas hacia el resto de direcciones de la red. Por supuesto, sólo el usuario en posesión de las contraseñas correspondientes podrá acceder a las direcciones y enviar las criptomonedas que alojan.

Deberá ser cada usuario el que valore si los servicios que ofrecen estas compañías intermediarias en las transferencias de criptomonedas compensan el pago de las comisiones y tarifas que le exigen, además de si puede confiar lo suficientemente en ellas la custodia de su dinero, pues sólo estas empresas, actuando como los ‘nuevos bancos del mercado’ conocerán las contraseñas privadas de las direcciones que permiten el acceso a los fondos de sus clientes.

El monedero Bitcoin Core. Cómo instalarlo y convertir tu ordenador en nodo de la red Bitcoin

El monedero Bitcoin Core es el wallet creado inicialmente por Satoshi Nakamoto. La principal característica de este monedero es que descarga la cadena de bloques completa en el ordenador y hace las funciones de nodo dentro de la red. Es decir, las personas que tienen instalado este monedero en su ordenador contribuyen a que la red Bitcoin sea más estable, pues aportarán al sistema más copias de la cadena de bloques.

Además de ser un nodo dentro de la red Bitcoin, esta cartera es mucho más segura que otras wallets más ligeras porque descarga toda la cadena de bloques. Los monederos de papel fríos son, sin duda, los más seguros, pero no permiten operar por sí solos.

Las claves privadas de las direcciones se almacenan dentro del ordenador en un archivo denominado wallet.dat, ofreciendo mayor seguridad que los monederos online, donde las claves se almacenan en la nube.

El monedero Bitcoin Core es muy rápido de usar y de un modo muy similar a otros monederos electrónicos, si bien su instalación completa necesita de la descarga de la cadena de bloques completa (contenieno todas las transacciones que tuvieron lugar desde sus orígenes) puede tardar hasta 24 horas y ocupará mucho espacio en tu disco duro.

El software de instalación del monedero Bitcoin Core se encuentra alojado en la web www.bitcoin.org y está disponible para varios sistemas operativos.

Se instala igual que cualquier otro programa. Una vez instalado y abierto, el programa comienza a sincronizar la cadena de bloques, como decíamos, la parte más tediosa del proceso.

A partir de este momento, se procederá a la creación de las direcciones públicas de forma fácil e intuitiva. Todas estas direcciones públicas se gestionarán desde el mismo software, eso es, desde el mismo monedero.

Para evitar la pérdida de los Bitcoins almacenados en nuestros monederos en caso de ocurrir un fallo crítico de nuestro equipo, es recomendable realizar una copia de seguridad de nuestras billeteras. Tan sencillo como buscar el directorio donde se ha instalado la cartera, y encontrar el archivo wallet.dat. Este archivo contiene las claves privadas de las direcciones públicas que hay en el monedero. Guardarlo en varios lugares seguros bastará para restaurarlas al sustituir este archivo por el que encontrarás cuando reinstales el software en otro equipo.

Con todo esto, habremos conseguido habilitar nuestro monedero Bitcoin Core, desde el que podremos realizar envíos y recepciones de Bitcoins utilizando nuestras direcciones, evitando el pago de las comisiones que otras empresas nos cobrarán al hacerlo por nosotros.

Rate this post!
[Total: 1]

Artículos relacionados

Comentarios

Send this to a friend